ESTUDIOS BIBLICOS

 

Estudios de liderazgo cristiano

LOBOS RAPACES

Cómo son y cómo reconocerlos

EL DIABLO ODIA A LA IGLESIA DE JESUS CON EL ODIO MÁS REPUGNANTE QUE PODAMOS IMAGINAR

Por Bernardo Stamateas

 

El diablo, horroroso y repugnante enemigo número uno de Dios y de sus hijos, ha buscado incansablemente destruirnos. La humanidad ha visto algo de su carácter reflejado en el mismo corazón pecaminoso del hombre: las masacres, las guerras mundiales, los campos de exterminio, el nazismo, la prostitución infantil, los desaparecidos en la guerrilla, la pobreza, la mortandad infantil... Espíritus inmundos de altas jerarquías tomaron posesión sobre hombres como Stalin quien mandó matar a 25.000.000 de personas, o Hitler quien mandó matar a 6.000.000 de judíos, Mao a 20.000.000 de chinos y así podríamos seguir.

Sí, el enemigo ha buscado destruir una y otra vez al mismo hombre, y éste, a través de su pecado, sigue dando autoridad espiritual a las huestes de maldad para que su corazón esté gobernado por el enemigo. Sólo la iglesia de Jesús se levanta en contra del maligno, sólo la iglesia es como "una ciudad asentada sobre un monte", sólo la iglesia se para sobre los montes de las dificultades, sólo la iglesia le resiste en el nombre de Jesús.
Nuestro maestro Jesús nos prometió que "las puertas del infierno" no prevalecerían contra la iglesia, es decir que no habría autoridad demoníaca ni "legislativa ni ejecutiva" sobre la iglesia del Señor. La iglesia es vencedora, es luz al mundo, es la esposa de Cristo, es el pueblo victorioso de Dios.
El diablo nos odia. El diablo busca por todos los medios acabar con la única "institución" en todo el planeta que va contra sus obras, que lo desenmascara y que tiene la llave para abrir y que nadie cierra, y para cerrar y que nadie abre.
El diablo tiene las puertas de este mundo, la iglesia tiene las llaves.

El diablo tiene maldad sobre este mundo, la iglesia tiene la autoridad de Jesús. El diablo tiene a sus demonios, la iglesia tiene a su Señor y a sus ángeles. Sí, el diablo te odia iglesia. Es por eso la maldad que ejerce sobre ella. Es por eso que ha mandado a sus emisarios sobre y en medio de ella para destruirla.

HISTORIAS TRISTES

Historia 1: Un pastor asumió en la ciudad de Entre Ríos, en la Argentina, su pastorado. Al cabo de dos años en absoluto secreto, abusó sexualmente de 13 niños: con penetración, sexo oral y anal. Cuando esto salió a la luz, los padres desearon ir y "matarlo". El mismo se escapó, negando todo. Todo el pueblo se enteró y luego de un gran escándalo social, dicha iglesia se quedó sin miembros. La gente del pueblo no deseaba ni que le nombren la "iglesia evangélica". Este pastor se fue a la provincia de Buenos Aires y se congregó con un pastor amigo quien le permitió liderar el "hogar de ancianos", negando todo lo que había sucedido y creyéndole a este perverso. Al cabo de unos meses varios ancianos denunciaron haber sido abusados sexualmente. Nuevamente se volvió a ir, y nadie hasta el día de hoy sabe donde está.

Historia 2: Un pastor afiliado a cierta organización pentecostal de Argentina, poseía una iglesia en la ciudad de Hurlingham. Allí predicaba la palabra, enseñaba a amar a Jesús. Incluso estudió en algunos institutos bíblicos. Al conversar con él parecía ser una persona de las más "cuerdas" y "bíblicas" habidas. Paralelamente a esto, en el sótano del templo, poseía armas de todo tipo, máscaras antigas, una antena, una radio, vestimenta de guerra y todo tipo de elementos electrónicos para prepararse contra el ataque de ovnis que se avecinaba. Propuso a su iglesia prepararse contra el "fin" que aparecería con el ataque de los ovnis, tal cual lo explica el Apocalipsis y la Biblia toda, según él. A algunos de sus miembros ingenuos, les propuso el suicidio. Frente a la negativa de estos, un día se apareció en la casa de uno de ellos, en el día del cumpleaños de su hijo, le dio los regalos a la familia y como regalo para todos sacó su arma de su portafolios y en presencia de dicha familia se suicidó. La noticia salió por la televisión de Buenos Aires para toda la Argentina, mostrando cómo este pastor "evangélico" estaba afiliado a una organización pentecostal con credencial. El mundo evangélico se conmocionó por este episodio.

Historia 3: Un hermano bautista que poseía una gran fe, oraba por los enfermos viéndose en la iglesia grandes milagros cuando ministraba. Los pastores de su iglesia lo reconocieron y la iglesia lo vio con un gran futuro. Fue ordenado y mandado como pastor a una obra misionera. Algunos hermanos en la fe lo buscaban por su "fe" y "palabra". Los milagros siguieron, las conversiones aparecieron también. Su nueva iglesia comenzó a crecer con una asistencia de 40 personas inmediatamente. Pasadas algunas semanas, una mujer llamó al pastor de la iglesia central para decirle que había sido manoseada sexualmente por este hombre. El pastor fue inmediatamente allí y nueve mujeres, de manera separada al ser visitadas, comenzaron a contar cómo este hombre les hacía decir y repetir "que lo amaban", "que él era un hombre de Dios y que debían cuidarlo". A algunas las hacía sentar sobre sus rodillas, a otras les daba piquitos de "amor", a otras les decía "liberarlas" imponiéndoles las manos en los pechos, vagina, cola... Se abría la camisa y hacía que lo besen en el cuello como señal de amor. Mientras tanto las mujeres, al ver los milagros, las conversiones, las oraciones de fe, la lectura de la Biblia que tenía este "pastor bautista" estaban cada vez más confundidas: ¿será imaginación mía que me toca cada vez que nos quedamos solos después del culto?, ¿No tendrá razón en lo que nos propone si es un hombre de Dios con tanta fe?. Este hermano fue entonces citado y confrontado, pero negó todo y aún amenazó al pastor de la iglesia central que sería confrontado por el mismo Dios por lo que estaba haciendo. Hoy se congrega en otra iglesia como si nada. La iglesia que pastoreó ha sido disuelta, decenas se han apartado y otros, horrorizados, no desean ni que les nombren el "evangelio". El barrio habla pestes de la iglesia toda. El pastor de la iglesia donde este manipulador perverso se congrega actualmente sabe de esto, pero no lo puede creer. Este nuevo pastor ha sido engañado, un velo mental y un poderoso control mental ha sido puesto sobre sí. El ve en él a un "hombre de fe" y de "frutos de conversiones", ¿por qué dudar?.

Historia 4: Un pastor amigo me cuenta que en la ciudad de Río Negro hay un pastor itinerante "carismático" que ora por las mujeres que tengan quistes en los pechos. Sólo ora por esto porque, según él, tiene el don de sanidad para esto. Lo hace ¡imponiéndoles las manos en los pechos!. Este "pastor" sigue predicando por allí...

Historia 5: Un hermano "evangélico conservador", encargado de una iglesia en la provincia de Misiones, abusó sexualmente a unos 10 pequeños, en un hogar de niños, con toda clase de aberraciones. Cuando fue descubierto, los directivos callaron esto. Este hermano se fue del lugar y apareció en otra provincia: Córdoba, pastoreando una iglesia "independiente" como si nada. Al tomar conocimiento de esto, el consejo de pastores de la ciudad lo denunció. Este pastor, al ser citado, negó todo, se escapó, y nadie sabe dónde está. Posiblemente sigue abusando de otros niños...

Historia 6: Un pastor pentecostal de la provincia de Entre Ríos, le dice a una iglesia bien humilde, que los demonios se posesionan de las cosas, especialmente de las de oro, porque el diablo es orgulloso y le gusta meterse en el "oro". Así les dice también que al que lo posea le traerá una maldición de Dios. De esta manera, con meses de preparación para estas enseñanzas, logra que los hermanos humildes le traigan todas las alianzas, relojes, joyas, etc., ya que el pastor al verlas "con su discernimiento" reconoce cuál está endemoniada. Pide que se las dejen para que él las destruya, y así la iglesia quede libre. Este pastor hoy tiene bastante dinero...

Historia 7: Un matrimonio de líderes comenzó a hacer sanidad interior en su iglesia. Luego de un tiempo, al ver sus frutos y conocimiento de la palabra, fueron ordenados al pastorado. Se les realizó un largo examen en el presbiterio y, todos los pastores por unanimidad, consideraron que ¡serían grandemente usados por Dios!. Al tiempo, comenzaron a ministrar en sanidad interior a los hermanos. Lentamente y mediante control mental, terminaron teniendo relaciones sexuales ambos pastores con una hermana, luego con otro, luego con dos. Comenzaron a predicar del amor de Dios, del amor a los enemigos, del amor entre hermanos; y así propusieron, con mucha astucia, tener sexo libre, sólo quienes el pastor diga. Aparecieron desde relaciones sexuales hasta el incesto. Algunos se fueron horrorizados de la iglesia, otros se apartaron. El barrio se enteró, fueron acusados, y ellos, obviamente, negaron todo.
Los casos nombrados arriba, los conozco muy bien porque en algunos he tenido que intervenir, en otros asesorar como pastor a la iglesia, y a decenas de víctimas he tenido que ministrar por abuso emocional y sexual.
Podríamos nombrar muchas historias más como éstas de pastores nazarenos, bautistas, hermanos libres, conservadores de todo tipo, carismáticos, bautistas independientes, menonitas, etc.
A muchos los hemos visto formar sus sectas, a otros famosos los hemos visto suicidarse como pago que el diablo les cobra a todos. Pero cuántos otros están dentro de nuestras iglesias como líderes, pastores, profetas y son ¡emisarios de Satanás!.
Podríamos seguir. Tal vez el lector también ha sido una víctima de abuso espiritual de estos lobos y podría ampliar más la lista. Fíjese que aquí no hablamos de "peleítas" entre hermanos, ni "el pastor no me entiende" o de celos carnales, falta de amor, falta de reconocimiento o cosas que son graves en sí, pero no de la magnitud de lo que estamos hablando.
Este libro no es de estas cosas, es de algo más grave: es de gente que no conoce al Señor, que no ha sido poseedor del Espíritu Santo en toda su plenitud, estamos hablando de los mensajeros de Satanás que vienen como su padre a matar, robar y destruir.
Ahora, en todos estos casos nombrados arriba: ¿no había indicios que hicieran pensar a las personas en que estos "pastores" o "líderes" no venían de Dios?, ¿No había pequeños "síntomas" que les diesen a la iglesia o a los pastores del presbiterio o a los conocidos, motivos para ver o intuir dónde terminaría todo esto?.
He aprendido en mi práctica psicológica que el hombre golpeador ya da indicios de su conducta violenta, indicios claros de su conducta egoísta e inmadura y que muchas mujeres no están preparadas para ver esto. Lo mismo sucede con estos lobos: tienen "frutos" demoníacos y, si estamos más atentos, podremos prevenir muchos males.

FALSOS PASTORES, FALSOS PROFETAS Y FALSOS MIEMBROS
La Biblia es clara al advertirnos sobre la falsedad dentro del cuerpo de Cristo. Jesús nos habla del trigo y la cizaña (Mt.13: 24-30). El vs. 25 dice: "Pero mientras dormían los hombres, vino el enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue". ¿Quién es esta cizaña? Son los hijos del diablo (Mt. 13:38). Veamos cómo son:

A. LOS FALSOS PASTORES: Estos impostores han existido desde el mismo origen del mundo, Caín según nos registra la escritura fue el primero, desde aquel entonces lo único que ha tratado de hacer el enemigo es matar a todo Abel que quiere hacer la voluntad de Dios. Jesús es muy duro hablando de estos falsos líderes. Dice Mt. 12:34 "¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos" Lo mismo decía Juan el bautista sobre estos falsos líderes (Mt. 3:7). En Mt. 23:33 Jesús dice: "¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” Los falsos pastores buscan tener lugar en la enseñanza de la iglesia. Básicamente esta gente aparece en la posición de liderazgo y enseñanza. Por eso en las cartas del Nuevo Testamento aparecen tantas advertencias sobre los "falsos maestros". Hasta Lucero cuando cayó arrastró la tercera parte de los ángeles. Estos perversos, siguiendo la enseñanza de su maestro, hacen lo mismo, buscan con su enseñanza seguidores para tenerlos y para que los defiendan cuando los necesiten. A veces su maldad aparece en forma directa y a veces en forma velada. Son tan inteligentes que en sus enseñanzas van sembrando su pensamiento para ir manipulando a la gente y crean velos mágicos sobre sus mentes. Dice Pablo en Hch. 20:29-30 "Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán" Pablo sabía que cuando la verdadera autoridad espiritual se va o no está, los falsos pastores hacen su aparición, sea viniendo de afuera o de la misma iglesia.

B. LOS FALSOS PROFETAS: Antes los falsos profetas morían. Hoy cambian de iglesia, y los hermanos crédulamente siguen confiando en ellos debido a los velos mágicos que los falsos profetas ponen. Dice Jer. 5: 26,30,31 "Porque fueron hallados en mi pueblo impíos; acechaban como quien pone lazos, pusieron trampa para cazar hombres... ". "Cosa espantosa y fea es hecha en la tierra; los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos". Dice Ez.22:25-27 "Hay conjuración de sus profetas en medio de ella, como león rugiente que arrebata a la presa; devoraron almas, tomaron haciendas y honra, multiplicaron sus viudas en medio de ella. Sus príncipes en medio de ella son como lobos que arrebatan presa, derramando sangre, para destruir las almas, para obtener ganancias injustas".
El apóstol Pablo, que los conocía muy bien porque en su ministerio se tuvo que enfrentar más de una vez con estos manipuladores, habla en Gal.1;7 de los que "os perturban" que significa "ser arrojados a la confusión mental" y en 3:1 nos habla de "fascinar" que significa "hechizar, encantar"; estos llevan a la esclavitud (Gal.2.4) porque son engañadores (1 Jn 2:26). El apóstol Juan que tanto nos anima al amor, nos deja bien claro que esta gente no pertenece al verdadero pueblo de Dios. Por eso en 1Jn. 4:1 nos dice "probad los espíritus si son de Dios", y la prueba es su fruto final: si lo que hacen trae bendición, unidad y crecimiento al cuerpo de Cristo, esa es la mejor "prueba" para saber si un hermano es verdadero o falso.
El profeta Jeremías habla acerca de estos falsos profetas en Jer.6:13-14 "Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad diciendo: Paz, paz, y no hay paz."
Recordemos que esta gente está llena de maldad y su fin es destruir en donde se encuentren. Jesús dijo que son "Lobos rapaces". Dice Mt. 7:15 "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces". En nuestro anterior trabajo sobre "El don de profecía y el ministerio profético hoy" de esta misma editorial, hemos analizado en profundidad cómo se puede distinguir al verdadero del falso profeta.

C. LOS FALSOS MIEMBROS: Ellos vienen a nosotros, los pastores, justamente porque desean llegar a la cabeza, al conductor. Vienen vestidos de ovejas, porque su primera intención es "hacerse uno más", es decir infiltrarse, ganarse el afecto de los hermanos, saludar a algunos y ayudarlos si es posible, "caer en gracia", ganarse la amistad de algunos. No necesitan mostrar su verdadera intención, por eso aparecen como "falsos miembros". Su verdadero corazón es rapaz, es un lobo, están llenos de maldad, deseos de destruir y matar a la iglesia. Como gran parte de la iglesia no conoce las advertencias de la Biblia y es muy crédula, cualquier persona que aparece "macanuda" y "espiritual" es tenida como hermano en la fe. Estos son anticristos, que nunca pertenecieron a los verdaderos hijos de Dios (1Jn. 2:18,19). Estos niegan con su vida la gloria de Jesús, su divinidad, su poder y su hermosura (1Jn. 2:22-24).
En Fil. 3:2 dice: "Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo".
Nos habla de los "perros", "los malos obreros" y "mutiladores del cuerpo". Los perros hace alusión a animales que eran en aquel entonces despreciados, que estaban sin rumbo fijo y atacando a quienes los rodeaban. La palabra “perro” simboliza a los miembros de las iglesias que atacan y “muerden” a quienes aman a Dios. Los mutiladores del cuerpo decían que debían circuncidarse para tener la salvación. Es gente que cambia la doctrina del Señor, gente que no tiene rumbo fijo, gente que es "mala" en su fruto interno. Son los "enemigos de la cruz" (Fil. 3:18).
No son muchos los que el enemigo manda a una iglesia, pero con esos pocos alcanza para destruirla totalmente. Esta gente es feliz destruyendo las vidas de los que aman a Dios, haciendo la vida imposible a los demás.
Dice 2 Co. 11:13-14 "Porque estos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no os maraville porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz". En 1 Jn 2:18-23 se nos habla de un grupo de falsos miembros operando en la iglesia, éstos "salieron de nosotros pero no eran de nosotros". Simón, el mago, nos dice Hechos 8 en el versículo 13, que "creyó": "También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito".
Sin embargo, cuando vio Simón que el Espíritu Santo se recibía por imposición de manos, quiso comprarlo. Allí mostró su verdadera motivación: el poder. Pedro le dice en Hechos 8: 20-23: "Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás".
Simón era un lobo rapaz, un simulador, un falso seguidor. Él fingía.

COMO ENTRAN EN LA IGLESIA
Han entrado "encubiertamente" dentro de la iglesia, dice Judas 4: "Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que antes habían sido destinados para esta condenación... " Este "encubiertamente" significa que se han mezclado con el pueblo de Dios, están sentados en las iglesias, en los institutos bíblicos, en el liderazgo. Es gente que entra con engaño, gente que entra con espiritualidad, con discurso bíblico. A veces hemos pensado que los emisarios de Satanás entrarían y quedarían ocultos en algún rincón, o hemos pensado que entrarían con una gallina en la mano para hacer sacrificios satánicos en medio del culto; no. Estos entran "tapados", su maldad está disfrazada por su espiritualidad. Tienen Biblia, la conocen y la usan de acuerdo a su conveniencia. En 2 P. 2:1 nos habla de los falsos maestros y dice que están "entre vosotros". Cada vez que el diablo trató de destruir a la iglesia desde afuera, mediante persecuciones u opresiones gubernamentales, cargas, esclavitud, etc. la iglesia no hacía más que crecer, era como si la presión desde afuera uniera más a la iglesia. Así fue que incorporó una estrategia más: meterse desde adentro. Ahora sí, desde adentro lograba partir la unidad del cuerpo de Cristo. El método es tan bueno que hasta el día de hoy lo usa y con buenos resultados para su causa.
Cuando desconocemos esta Palabra de Dios y cuando bajamos la guardia, "cuando nos dormimos", el enemigo se infiltra (Mt.13:25)
El libro de Judas fue escrito tal vez por el hermano carnal de Jesús. La carta es para varias iglesias, con un lenguaje directo, y claro. Va a hacer un análisis magistral de estos lobos rapaces. En tan solo 25 versículos va a dar elementos a tener en cuenta para conocerlos. Sin lugar a dudas este tema es uno de los menos tratados dentro del ámbito de la iglesia y dicha carta una de las menos predicadas. ¿Por qué?, ¿por qué aún cuando su mensaje es tan claro?, ¿será que el enemigo nos ha vendado para que no hablemos y desenmascaremos delante del pueblo a estos hipócritas?....

COMO ES SU VERDADERO CORAZON

A. IMPIOS: Dice el vs. 4 de Judas: "...hombres impíos... " La palabra en el original es "asebes", es decir "desposeído de temor". ¡No tienen miedo! ni aún a las cosas de Dios. Aunque puedan mostrar lo contrario, en sus conductas no tienen miedo ni a la gente ni a Dios ni a las consecuencias. No habla aquí de un criminal, degenerado y ladrón, sino de alguien que no posee sentimientos de miedo. Por eso al ver sus vidas, encontramos innumerables situaciones de riesgo, deudas, problemas interpersonales que son contados por la persona como si nada. Aún situaciones de gran riesgo vividas por éstos, pero desposeídos de temor. El vs.15 dice: "Para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él" Su fruto interno es la clave más importante para reconocerlos. No tienen el fruto del Espíritu Santo, sino el fruto de maldad.

B. CHISMOSOS: Dice el vs.16 de Judas: "Estos son murmuradores... " Les gusta saber, averiguar, estar. Opinan y miran todo alrededor, les interesa saber, porque la información para ellos es muy importante, y por supuesto con información pueden criticar y chismear descalificando a los demás con más sutileza. Al comienzo, cuando entran en la iglesia, nunca muestran de entrada como son, sino la imagen de un buen "creyente". Más tarde comienzan a manipular, controlar y dividir. Estas conductas son introducidas lentamente en medio de quienes le rodean. Dice en el vs.10: "Pero estos blasfeman de cuántas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales". Andan según la carne, en concupiscencia e inmundicia, son atrevidos-contumaces-no temen decir mal.

C. PELEADORES: Continuando con el vs. 16 de Judas: "Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho" Les gusta la discusión, no pueden vivir en paz. Por eso cuando no tienen problemas con alguien lo inventan, no pueden trabajar en un ministerio sin ocasionar problemas. Si son pastores que entran en una iglesia, buscarán discutir y pelearse con cuanto miembro puedan hasta haber destruido totalmente la congregación a la cual el diablo los llamó. Les gusta pelear por nada y nunca terminan de estar satisfechos buscan dañar y destruir las vidas de los que aman a Dios. Se saben tomar el tiempo y no hacen nada apurados porque el plan está predeterminado. No tienen el más mínimo interés de resolver los conflictos, sino que con sus conductas los alimentan para que nunca acaben. Cuanto más pequeña es la iglesia más sobresalen. En las iglesias grandes su trabajo es más sutil y camuflado, pero en ambos su fin es el mismo. El vs.10 dice que "blasfeman contra las potestades superiores": comienzan a descalificar. Algunos son más fáciles de identificar son los que aparecen inmediatamente con descalificación. Vienen por primera vez al culto y ya critican a los de adoración, que estaba fuerte el sonido, que los diáconos no lo saludaron, que acá no se aman a las almas, evalúan el mensaje: "yo no hubiese dado esa palabra", "esa enseñanza no es para cualquiera". Es gente que no se deja enseñar, quiere enseñar. Que "blasfeman de cuantas cosas no conocen". No nos engañemos: no es que aparecen gritando malas palabras, ni en medio de una reunión insultando. Lo hacen "encubiertamente", eligen a quienes son sus víctimas o futuros adeptos.

D. MENTIROSOS Y FABULADORES: El vs.16 de Judas dice: ".... cuya boca habla cosas infladas..." En el vs.3 dice que "harán mercadería con vosotros": con palabras fingidas. Cuentan las historias de milagros pasados, éxitos económicos, y logros espirituales, y éstos cargados de una serie de exageraciones y mentiras que hasta ellos mismos creen de tanto contarlos. Necesitan contar su pasado para impresionar, para agradar, para mostrar su espiritualidad. En 3 Jn. vs. 9,10 habla de un tal Diótrefes, una persona que no quiere recibir al apóstol Juan. Porque esta gente no desea estar cerca de gente ungida con discernimiento espiritual que los pueda desenmascarar.

E. ADULADORES: Dice también el vs.16 de Judas: "...adulando a las personas." Tratan de quedar bien con la gente que les interesa. Les siguen el verso a quienes están mal. Buscan la gente en la iglesia y la siguen, la oyen, la aconsejan diciéndoles lo que quieren oír y lentamente van poniendo su doctrina satánica de división y maldad. Más adelante, al analizar el caso de Absalón veremos cómo magistralmente éste utilizó lo que aquí nombramos.

F. LIBERTINOS: Dice el vs.4 : ".... convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios..." Es decir cumplen ciertas pautas pero otras no. Son conservadores para algunas cosas pero para otras liberales. Pueden mentir si es necesario, pueden insultar a ciertas personas, pueden recurrir al engaño momentáneo para llegar a sus fines. Por esto estas personas se hacen de amigos dentro de la iglesia, con la mayoría manifiestan una vida espiritual "íntegra", pero con algunos otros van mostrando su maldad. Sus pecados ocultos tarde o temprano salen a la luz.

G. REBELDES: En vs. 8 de Judas señala: "...rechazan la autoridad..." Dice que rechazan la autoridad. Cuando éstos entran a una iglesia puede ser que se sujeten a los pastores o a ciertos líderes pero no a otros, es su estrategia. No entran con espíritu de rebeldía inmediatamente, los más astutos saben que si lo hacen serán sacados o "sentados en el banco", y eso los hace perder tiempo. Su método es comenzar a descalificar a los hermanos: "ese no tiene palabra profética", "esa no sabe hacer guerra espiritual", "ese pastor le falta mucha unción" y cosas así. Sus ojos están sobre los más débiles para criticarlos y juzgarlos hasta que lentamente convencen a los demás de que es así, como ellos dicen. Dice el vs.19: "estos son los que causan divisiones... " Causan divisiones. Es el mismo carácter del diablo. Hablando del mismo, el profeta Isaías dice en Is. 14:13 y siguientes vs. que Lucifer dijo cinco veces "yo subiré", "me" sentaré, "yo seré" etc. Hasta ese momento había una sola voluntad: la de Dios, y todas se sujetaban a ella, pero al querer estar en el trono de Dios, surgió otra voluntad. Así nació la rebeldía: una voluntad contra la autoridad de Dios. La única voluntad se vio retada por otra voluntad. Sólo había una voluntad. Dos voluntades en choque: eso es rebeldía. El ángel quiso ser lo que no había sido llamado a ser. Nació una voluntad contraria a la voluntad de Dios. La misma técnica utilizó con Adán y Eva, les dijo "seréis como Dios" es decir tendréis una voluntad igual a la de Dios: dos voluntades. Hoy su estrategia sigue siendo la misma con sus secuaces. Además, en las divisiones que causan siempre buscan sus seguidores.
Nombro algunos aspectos para tener en cuenta como señal de alerta ni bien aparezcan:

  • Tienen antecedentes de problemas en otras iglesias.
  • Tienen antecedentes problemáticos en otras áreas de la vida.
  • Hablan mal de la persona que ocupó nuestro lugar anteriormente (si lo hace con el anterior lo hará tarde o temprano con nosotros).
  • Buscan hacerse amigos de nosotros rápidamente.
  • Nos idealizan y levantan alto (con la misma facilidad nos tirarán abajo).
  • Gastan su dinero y ofrenda en forma visible.
  • Oran en secreto y aconsejan en secreto a los hermanos cuando ni siquiera como pastor han tomado contacto con nosotros para ello.
  • Ni bien entran en la iglesia comienzan a criticar: el mensaje, la gente que no lo saludó, etc.
  • Toman notas o graban reuniones de asuntos delicados.
  • Traen su curriculum "espiritual" y se lo cuentan a todo el mundo.

H. IMPUDICOS: Dice el vs.12 de Judas: "....que comiendo impúdicamente..." Son personas a las que no les gusta trabajar y sí pedir prestado a los demás. Tienen trabajos esporádicos y por poco tiempo y siempre tienen una buena razón del por qué salieron de allí. Se alimentan a sí mismos.

I. SENSUALES: La carta de Judas dice en el vs. 19 "...los sensuales que no tienen al Espíritu" Tienen los ojos llenos de adulterio: no se sacian de pecar. Utilizan la seducción junto con el control mental para esto. Dentro de estos emisarios de Satanás, muchos, o la gran mayoría que he podido observar y reconocer, no buscan las relaciones sexuales coitales, es más, parecería ser más bien como que su fin fuese la seducción sexual, el robar el corazón con algunas prácticas sexuales como manosear, masturbaciones o frotamientos. Esta negativa a acceder al coito es como si lo utilizasen para mantener más viva la llama que han despertado en sus víctimas, casi igual a lo que hacen los histéricos. Aunque éstos buscan seducir a la mayor cantidad de mujeres, buscan más a las mujeres, esposas o novias de aquellos pastores o líderes principales de la iglesia. Dice Ap. 9:21 "Y no se arrepintieron de sus homicidios ni de sus hechicerías ni de su inmoralidad ni de sus robos"
Así cerramos el cuadro de los manipuladores

 


 

<< Estudios de liderazgo cristiano

<< Volver a estudios de Apocalipsis y Profecía

<< Estudio de Bill Hamon

<< página principal estudios biblicos